MW Cirugía Estética

 

 

Consulte Gratis

Tel. (54-11) 4964-3611
Billinghurst 1193
Piso 5 A
Ciudad de Buenos Aires Argentina.

 

Contacto

 




Cuanto cuesta una rinoplastia en Argentina

¿Qué es la cirugía de nariz?

La cirugía de nariz o rinoplastia es un procedimiento quirúrgico que se realiza en la zona de la nariz por diferentes razones. Mayormente aquellas personas que se realizan una rinoplastia son las que se sienten insatisfechas con la manera en la que su nariz se ve en su rostro. La rinoplastia es una cirugía que se lleva a cabo sin mayores complicaciones y que se realiza en un quirófano adecuadamente equipado para realizar una operación como esta por cirujanos reparados y con la experiencia necesaria. También, la rinoplastia puede llevarse a cabo por razones médicas y no de belleza. 

Cuanto cuesta una rinoplastia en argentina y en MW centro de cirugía estética y belleza corporal

Los precios varian en muchos aspectos

¿Cuanto cuesta una rinoplastia?

Los precios de las rinoplastias varían según el tipo de trabajo que deba realizarse en la zona a operar. 

Tipos de rinoplastias. Los riesgos

Hay varios tipos de cirugías de nariz según lo que se vaya a operar. Si bien la rinoplastia no es un cirugía de alto riesgo, como cualquier intervención quirúrgica puede llegar a tener algún tipo de complicación imprevista por el profesional a cargo.

  • Tipos de cirugías de nariz.

Podemos encontrarnos con tres tipos de cirugías de nariz diferentes. La primera y la más común es la cirugía de nariz estética. Éste tipo de cirugía es la que se aplica más frecuentemente y es simplemente para mejorar el aspecto de la nariz. El segundo tipo de cirugía es la funcional. Esta cirugía tiene como función principal solucionar cualquier tipo de problema respiratorio que pueda tener la cavidad nasal por alguna malformación del tabique. Y por último, tenemos la cirugía reparadora, la cual tiene el fin de reparar la nariz o el rostro malformado, producto de alguna deformidad de nacimiento o algún accidente.

  • Riesgos de la rinoplastia.

La rinoplastia no es una operación de alto riesgo, por ende tiene el mismo nivel de riesgo que cualquier procedimiento quirúrgico de rutina como una infección, problemas con la anestesia o visibilidad en las suturas internas. Para disminuir cualquier tipo de riesgos durante o después de la cirugía se le recomendará al paciente que siga al pie de la letra las recomendaciones de su cirujano plástico quien, por supuesto, va a velar por su seguridad y por realizar un trabajo impecable sin ningún efecto no deseado después de la cirugía. Pre-quirúrgico. Se le recomienda al paciente, contar con al menos 8 horas de ayuno antes de la operación y 4 horas sin líquidos. Es de suma importancia que el paciente no ingiera aspirinas durante la semana previa a la cirugía ya que la aspirina interviene con la coagulación de la sangre y puede traer complicaciones a la hora de la operación. Antes de la rinoplastia como de toda cirugía, se deben realizar una serie de análisis para determinar que el paciente se encuentra en condiciones optimas para realizarse la operación, por ejemplo análisis de sangre, glucemia, electrocardiograma y si es necesario radiografía y tomografía.

Algunos cuidados del post operatorio.

Durante los primeros días de la operación es normal experimentar sangrado nasal, y también hinchazón, no solo de la nariz sino que también puede hincharse el rostro completo. Es por eso que se recomienda guardar al menos una semana entera de reposo no estricto, es decir, no es necesario que el reposo se realice en la cama. Se deberá retomar los ejercicios físicos luego de mínimo 3 semanas de la cirugía. Otras de las grandes recomendaciones con respecto al post operatorio es la exposición solar. Es imprescindible que mientras haya hematomas se proteja el rostro hasta incluso dentro de la casa. Utilizar protector solar alto y evitar el contacto con el sol. Luego se recomienda que no se tome sol durante al menos un mes para evitar incomodidades o hinchazón.

  • Complicaciones que pueden surgir.

Las complicaciones que puedan surgir durante la operación son leves y también lo son las que puedan surgir después de la operación. Pueden llegar a surgir algunos puntos rojos sobre la piel, producto de vasos internos rotos pero no es grave y la hinchazón e inflamación es algo que no se puede evitar luego ni de esta ni de ninguna cirugía.

  • ¿Cómo cuidar nuestro rostro?

Hay muchas maneras de cuidar nuestro rostro y una de las más importantes es la forma en que nos alimentamos. Mantener una dieta rica en proteínas y vitaminas le dará a nuestra piel una energía y vitalidad natural que muy pocas cosas podrán darle. Una buena nutrición ayuda al correcto funcionamiento de nuestro cuerpo brindándole de forma natural la vitalidad que buscamos. Cuidar a nuestra piel depende enteramente de una rutina consiente y responsable, manteniendo saludable tanto nuestro cuerpo como nuestra mente.

Consultas de manera gratuita en MW.