MW Cirugía Estética

 

 

Consulte Gratis

Tel. (54-11) 4964-3611
Billinghurst 1193
Piso 5 A
Ciudad de Buenos Aires Argentina.

 

Contacto

 




Cirugia de nariz, cuanto cuesta y cómo es

Una operacion frecuente

La cirugía de nariz o rinoplastia es una de las intervenciones de cirugía estética más frecuentes, y se realiza tanto en hombres como en mujeres.

Se dirige a corregir la forma de la nariz en cuanto al ancho, el largo, la punta, la inclinación, la línea del perfil, etc., con el fin de alcanzar un conjunto más armónico en el rostro.

Razones por las que las personas se operan la nariz

En algunos pocos casos, la operación se dirige a restituir la funcionalidad de la nariz, impedida por defectos congénitos o fruto de accidentes o enfermedades. Entonces se habla de una cirugía reparadora.

Pero en la mayor parte de los casos, la operación responde a una necesidad estética cuyo peso psicológico no es nada desdeñable.

La nariz está sin dudas entre lo primero que se ve en el rostro. Incluso, es posible que se perciba antes de percibir la mirada, otro de los puntos más visibles.

Tan es así que una nariz muy prominente o con alguna deformidad no dejará de llamarnos la atención y tal vez no veamos los otros rasgos.

Como un broche de oro, es lo que termina de definir a los otros rasgos, al conjunto, al que da belleza o fealdad.

Se dice que no existen narices feas o lindas en sí, sino narices que se llevan bien o mal con el resto de las facciones.

Y es que justamente siempre se está hablando de una armonía de conjunto, lograda o no gracias o por culpa de la nariz.

Es por todo esto que muchas personas se someten a operaciones de nariz que, bien hechas y tomando en cuenta el conjunto, pueden facilitar mucho la vida de relación, propiciando una imagen agradable sobre la cual desarrollar una sana autoestima.

Importante: examinar las expectativas

Cuando una persona se decide a consultar a un cirujano plástico para realizarse una operación, previamente debe tratar de tener muy claras sus expectativas y debe tratar de pasarlas por un filtro de sensatez. No por operarnos la nariz tendremos el rostro de determinada actriz famosa o determinada modelo.

Porque, insistimos, la nariz funciona como un elemento en un conjunto de rasgos.

Por esto es que, una vez individualizadas las características que más nos molestan de nuestra nariz (muy huesuda, muy ancha, muy pequeña, con punta muy gruesa, etc.), debe procurarse transmitir todo esto al cirujano para que éste pueda encontrar la mejor forma nariz para nosotros, tomando en cuenta como ya se dijo la nariz original y el resto de la cara.

Principales tipos de narices

Como es obvio, narices hay tantas como personas, porque ninguna nariz es igual a otra. Sin embargo, pueden distinguirse por ejemplo narices aguileñas, respingonas, puntiagudas, caídas, hinchadas o gibosas. Otra clasificación atiende al perfil de la nariz, y las divide en cóncavo, recto (considerado el más bello) y convexo.

Otras clasificaciones consideran sólo las narices defectuosas y distingue: nariz respingona (que deja los orificios nasales a la vista), nariz grande o bulbosa (también llamada de payaso o borracho), nariz aguileña (punta dirigida hacia abajo), nariz de Pinocho (nariz hiperproyectada), nariz en silla de montar (indicadora de problemas óseos), nariz con giba, nariz chata, nariz demasiado respingada.

Cirugia de nariz, cuanto cuesta

Decir cuanto cuesta una cirugia de nariz en la Argentina no es fácil, ya que los precios de la cirugia de nariz varían mucho de acuerdo principalmente a: el tipo de operación necesaria y el cirujano plastico que realizará la rinoplastia.

Como es lógico, cuanto cuesta una cirugia de nariz dependerá de los honorarios del cirujano plastico, que no serán los mismos para el experimentado, que además se acompaña de un equipo idóneo a su nivel, que otro que recién comienza, o que otro que no es especialista sino sólo médico y que por ley igualmente puede operar.

Los gastos de la intervención también tendrán que ver con que ésta se haga en quirófanos habilitados, en clínicas u hospitales preparados para cualquier contingencia que pueda surgir.

En este sentido, hay que pensar que la seguridad y el buen resultado no deben resignarse en pos del ahorro. Mejor ahorrar en otras cosas.

Tipos de operacion de nariz

Otro de los aspectos que influyen en el precio de la cirugia de nariz es el tipo de operación que debe hacerse.

Principalmente las cirugías de nariz son de dos tipos: abierta o cerrada.

Las cerradas son las más sencillas: el cirujano plástico realiza incisiones dentro de los orificios nasales a través de los cuales accede hacia las partes que se desean corregir, eliminando o implantando cartílagos o modificando el puente o la punta. Las cicatrices quedan ocultas en las fosas, lo cual es un punto a favor sin dudas.

Pero ocurre que lo que se puede hacer en una operación de este tipo es muy restringido y el cirujano plástico trabaja a ciegas. Por ello, cuando se necesita hacer mayores modificaciones, se recurre a una operación abierta, en la cual se hace además de las incisiones internas una en la base de la nariz o columela, lo que permite retirar la piel, poniendo en exposición la estructura para que el cirujano trabaje con precisión y comodidad. Normalmente, la cicatriz de la columela es también invisible.

Como es obvio, una rinoplastia abierta tiene un precio mayor que una rinoplastia cerrada.

También las operaciones se dividen en primarias o secundarias, según sea la primera vez o no que se interviene la nariz. Las secundarias son generalmente abiertas y son más complicadas; se hacen para corregir problemas no resueltos en la cirugía primaria o cuando por ejemplo se hacen injertos, que llevan su tiempo para fijarse bien.

Consultar con un profesional especializado

La operación de nariz en sí misma es una operación con alto grado de seguridad y resultados bastante precisos, siempre y cuando se recurra a un cirujano plástico especializado.

Las operaciones, que duran una o dos horas en promedio, deben realizarse siempre en quirófanos habilitados. Se aplica anestesia local con sedación profunda y con poca frecuencia anestesia general.

Tras la operación, a lo largo de los meses se va viendo el resultado final.

Es fundamental que el resultado sea natural y que sea el esperado por el paciente, esto es, que el paciente tiene que haber entendido bien cuál iba a ser el resultado, gracias a las fotos, dibujos y explicaciones que le habrá dado el cirujano.

Por esto es tan importante un especialista con mucha trayectoria y experiencia, que sea capaz de escuchar y explorar en las expectativas del paciente, y a su vez transmitirle una idea precisa del resultado.