MW Cirugía Estética

 

 

Consulte Gratis

Tel. (54-11) 4964-3611
Billinghurst 1193
Piso 5 A
Ciudad de Buenos Aires Argentina.

 

Contacto

 




Cirugia de nariz, antes y despues. Qué se puede esperar

La cirugia de nariz o rinoplastia está entre las operaciones más frecuentes, tanto en hombres como mujeres. La nariz es el rasgo más prominente del rostro y sus defectos producen un afeamiento del resto de las facciones. La rinoplastia se dirige a corregir esos defectos, para lograr una armonía y una belleza mayores.

Cirugía de nariz postoperatorio y precio

Son muchas las cosas que pueden lograrse con la cirugía de nariz: enderezar el perfil, mediante el trabajo con el hueso, agrandar o achicar el tamaño, afinar, levantar o bajar la punta, estrechar las fosas nasales, etc. Las posibilidades son muy numerosas, pero cuando examinamos las expectativas, hay que tener muy claro que la nariz más adecuada para el rostro de cada uno está en una relación con el conjunto. Es decir que es poco realista (aunque, según dicen los cirujanos, muy habitual) ir con la idea de tener la nariz de un famoso determinado, olvidando que la nariz que nos resulta bella está en una cara con rasgos determinados, que no son los nuestros.

Consulta con el cirujano plastico

Todos los tipos de cirugias de nariz que exsten para cada rostro en particularAquí las consultas previas son fundamentales para definir claramente las expectativas y “cruzarlas” con lo que es posible y aconsejable buscar. Para ello, habitualmente se toman una serie de fotografías desde distintos ángulos. La fotografía de perfil evalúa la relación entre cejas, nariz y barbilla para ver cuánto sobresale la punta de la nariz del rostro y asimismo qué ángulo de rotación tiene (nariz agachada o levantada). De frente se ve si hay problemas con el tabique y también el ancho de la punta, medido respecto de una línea proyectada verticalmente desde los bordes internos de los ojos. La vista basal se obtiene llevando la cabeza hacia atrás. Allí se evalúa la forma de la base de la nariz así como la simetría de los orificios. También se evalúan las vistas de tres cuartos, es decir a mitad de camino entre el perfil y el frente. Allí se ve cómo es la relación entre nariz y mejilla. También se evalúa la nariz cuando sonreímos o ponemos diferentes “caras”.

Cuantos tipos de nariz hay

Las clasificaciones pueden ser varias: Algunas dividen las narices en aguileñas, respingonas, puntiagudas, caídas, hinchadas, gibosas. Otra posibilidad de clasificar es según el perfil de la nariz en cóncavo, recto y convexo. Habitualmente, las narices rectas son las consideradas más bellas. Otra clasificación que se ocupa sólo de narices de algún modo defectuosas distingue:

Nariz respingona

El perfil es cóncavo y deja a la vista los orificios nasales. Se corrige llevando la punta hacia abajo.

Nariz grande o bulbosa

También llamada de payaso o de borracho, la punta sobresale demasiado, dando al rostro un aspecto tosco, ancho y poco definido. Se corrige trabajando sobre los cartílagos de la nariz para afinar la punta.

Nariz aguileña

Nariz grande cuya punta se dirige hacia abajo, dando un aspecto envejecido y antipático.

Nariz de Pinocho

Es una nariz que se proyecta muy adelante.

Nariz en silla de montar

Típicamente se origina en accidentes con fracturas nasales. Se corrige reconstruyendo el puente nasal mediante el injerto de cartílagos.

Nariz con giba

En la cual el puente nasal es prominente.

Nariz chata o aplastada

En la cual la punta es pequeña, dando un aspecto débil. En la cirugía se aumenta la estructura nasal con injertos.

Nariz demasiado respingada

Tiene esa forma porque el puente o dorso está demasiado bajo. En la cirugía se aumenta el puente para lograr mayor armonía.

Tipos de cirugias de nariz, antes y despues

De acuerdo con el tipo de nariz del paciente y los resultados que quieran lograrse, hay distintos tipos de cirugía de nariz. Pueden dividirse en cirugías cerradas y cirugías abiertas. En la cirugía cerrada, la más común, el cirujano plástico realiza incisiones dentro de los orificios nasales, para desde allí acceder a lo que se desee corregir, eliminando o implantando cartílagos, o modificando el hueso o la punta. Las cicatrices quedan ocultas dentro de las fosas. Pero cuando hay que hacer modificaciones mayores es necesario hacer una cirugía abierta, en la que además de las incisiones en las fosas nasales se hace una en la base o columela, para poder despegar la piel de las partes estructurales de la nariz y así trabajar cómodamente sobre éstas. Las cicatrices son también imperceptibles. También hay otra clasificación que distinguen cirugías primarias o secundarias, según sea la primera vez o no que se opera. Las secundarias suelen ser más complicadas y costosas y habitualmente son de acceso abierto. Se hacen para corregir imperfecciones resultantes de una rinoplastia primaria o también cuando por la complejidad de lo que hay que corregir se hace necesaria más de una etapa, por ejemplo para que tomen bien los injertos.

Cirugia de nariz | Rinoplastia