MW Cirugía Estética

 

 

Consulte Gratis

Tel. (54-11) 4964-3611
Billinghurst 1193
Piso 5 A
Ciudad de Buenos Aires Argentina.

 

Contacto

 




¿Que es plasma rico en plaquetas?

Para brindar una información completa sobre el tratamiento con plasma rico en plaquetas, hay que comenzar por explicar con algún detalle que es el plasma rico en plaquetas y, antes, que es el plasma. Se denomina plasma a la porción líquida de la sangre, constituida por agua en un 91% y proteínas en un 8%. El resto está constituido por sales, nutrientes y desechos producidos en el metabolismo. Es decir que se trata de la sangre sin la presencia de las células sanguíneas: eritrocitos (glóbulos rojos), leucocitos (glóbulos blancos) y plaquetas. A las últimas, las de menor tamaño de las tres, se las denomina también trombocitos y son células sin núcleo, provenientes de la fragmentación de las precursoras, los megacariocitos. Su función es muy importante para la hemostasia, es decir, para el mantenimiento de la sangre dentro de los vasos sanguíneos, en cantidad normal. Frente a la rotura de un vaso por cualquier herida interna o externa, las plaquetas actúan formando junto con el fibrinógeno trombos o coágulos que evitan la pérdida de material celular y líquido. Pero además, las plaquetas son muy ricas en factores de crecimiento (FC), que son centrales en los tratamientos de regeneración tisular.

Factores de crecimiento

Los factores de crecimiento o citoquinas son proteínas que están presentes en todas las células del cuerpo pero que se encuentran en gran cantidad en los “gránulos alfa” de las plaquetas. La función de estos factores es desencadenar procesos de regeneración de los tejidos, actuando sobre receptores de las membranas de las células, estimulándolas o inhibiéndolas según lo que sea necesario. Puede decirse entonces que las plaquetas son las encargadas de iniciar y completar los procesos de reparación de tejidos en el organismo, mediante la estimulación de la actividad de los tejidos, aumentando la velocidad de mitosis o multiplicación celular, ayudando a la velocidad de cicatrización, a la actividad de las células madres o stem cells y a su vez disminuyendo la apoptosis o muerte celular. Asimismo, facilitan la producción de ácido hialurónico y el crecimiento y renovación continua de la epidermis. También, algo muy importante, conduce a la proliferación de queratinocitos y fibroblastos. Entre los FC más importantes se encuentran el IGF1, que aumenta el crecimiento epidérmico, el bFGF, que estimula a los fibroblastos y el VEGF, que estimula el endotelio vascular (pared interna de los vasos).

Tratamiento con plasma rico en plaquetas pdf – Tecnicas

La bioestimulación con plasma rico en plaquetas es un novedoso tratamiento no quirúrgico para tratar la flaccidez facial y corporal, el envejecimiento, las estrías y el tejido cicatrizal. Consiste en el aprovechamiento y maximización de las funciones de plaquetas y factores de crecimiento ya descriptas, mediante la obtención del plasma rico en plaquetas del propio paciente y su inyección a lo largo de varias sesiones. Así se persigue una estimulación tisular localizada, dejando que los factores de crecimiento hagan su trabajo para formar nuevas células. - Lugar de donde se obtiene el plasma rico en plaquetas El plasma rico en plaquetas se obtiene por centrifugación diferencial de sangre autóloga, es decir, aquella del propio paciente. Esta sangre se extrae con una jeringa en una vena periférica (entre 10 y 150 ml), de modo similar a un análisis de sangre típico. Luego la sangre así obtenida se dispone en tubos estériles al vacío con un anticoagulante, lo cual asegura su integridad. Se puede obtener aproximadamente 2 ml de plasma rico en plaquetas por cada 10 ml de sangre extraída. La centrifugación a 2500 revoluciones por minuto durante cerca de 20 minutos hace posible que los componentes de la sangre se separen en distintas capas: la parte más pesada, constituida por glóbulos rojos y glóbulos blancos, queda en la parte inferior (I), mientras que el suero queda más arriba, dividido a su vez en tres capas: la que sigue inmediatamente a la de los glóbulos es la más rica en plaquetas (II), mientras que la III tiene una concentración normal, y la IV, es pobre en plaquetas. Así es como se obtiene lo que se desea en la capa II, y el resto se desecha. A continuación, el plasma rico en plaquetas se recolecta en una jeringa estéril y está listo para ser aplicado. La aplicación varía según lo que se quiera tratar: puede ser tópica, es decir, en el lugar, para tratar úlceras. También puede utilizarse en polvo, para estimular la piel tras un peeling, o bien inyectarse intradérmico o subdérmico, para un tratamiento profundo. Se utiliza en caso de inyección anestesia y hielo para disminuir las molestias. Las sesiones duran aproximadamente una hora y para aplicar en el mismo lugar tiene que pasar 21-28 días, con un máximo de seis aplicaciones en el año.

Plasma rico en plaquetas - Resultados

El tratamiento con plasma rico en plaquetas está indicado para mejorar diferentes situaciones: - Sirve para estimular el crecimiento de las células cutáneas para retardar el envejecimiento. - Obtiene mejorías en el aspecto de estrías y tejidos cicatrizales. - Sirve para tratar úlceras originadas en distintas causas (decúbito, diabetes, venosas). - Ayuda al implante capilar - Facilita el autoinjerto graso. - Relleno de arrugas - Quemaduras - Reparación de daños por fotoenvejecimiento Los cambios comienzan a notarse a las pocas semanas: el aumento en la proliferación fibroblástica, el aumento de colágeno, de ácido hialurónico y elastina se traduce en una mejoría notable a simple vista. La piel se vuelve más luminosa y tersa, las líneas comienzan a desaparecer, los surcos se rellenan y así. Los efectos del tratamiento tienen una duración que depende de cada organismo, pero para dar una idea, a partir de la sesión y de la posterior mejora casi inmediata, hay una regeneración progresiva que dura unos seis u ocho meses.

Plasma rico en plaquetas - Contraindicaciones

El plasma rico en plaquetas no tiene contraindicaciones. Siempre y cuando lo lleve a cabo un profesional habilitado y especializado, no tiene riesgos. No hay que olvidar que aunque parece un tratamiento muy sencillo, exige un conocimiento muy específico de la anatomía y la fisiología, además de una perfecta asepsia durante la extracción, el tratamiento, la conservación y la aplicación del plasma. Las posibilidades de rechazar el líquido inyectado son nulas por provenir éste del mismo paciente. Es un tratamiento que puede realizarse a cualquier edad, aunque un buen médico rechazará pacientes demasiado jóvenes que quieran hacerse el tratamiento sin necesitarlo, llevadas por una moda no muy saludable. Se contraindica sí en mujeres embarazadas y en período de lactancia. Asimismo, antes de realizarlo hay que descartar la posibilidad de una alergia al látex o al anticoagulante que se utiliza para evitar la coagulación en el tubo durante la extracción.