MW Cirugía Estética

 

 

Consulte Gratis

Tel. (54-11) 4964-3611
Billinghurst 1193
Piso 5 A
Ciudad de Buenos Aires Argentina.

 

Contacto

 




 

 

Lifting de brazos: para tenerlos firmes

Por qué se nos caen los brazos

Los cambios en el peso, el paso de los años y también los antecedentes familiares son factores que pueden hacer que la parte superior del brazo se vea caída y flácida.

El llamado de una manera tan gráfica “efecto salero” puede convertirse en un problema muy grande para algunas mujeres, e incluso ser muy limitante para su autoestima: en otros tiempos las mujeres se veían obligadas a decidir simplemente jamás usar una blusa de manga corta, y ni hablar de una musculosa.

Los vergonzosos “brazos flameantes” muchas veces son resultado de fluctuaciones en el peso, y así nos encontramos con que tras haber hecho un enorme esfuerzo con la dieta, lo que obtenemos son brazos que no se pueden mostrar.

Otras veces, se debe simplemente a que las fibras de colágeno y elastina van perdiendo su función de tensado y la piel va cediendo inexorablemente a la ley de gravedad.

Cuando el ejercicio no es suficiente

Los beneficios del ejercicio son indiscutibles en general y también en el caso particular de los brazos.

Con el ejercicio se puede fortalecer y mejorar el tono muscular subyacente de la parte superior del brazo y eso sin duda ayuda a darles firmeza.

Sin embargo, por más trabajo con pesas o aparatos que hagamos, nada servirá para disminuir el exceso de piel que, debilitada, ha perdido la elasticidad de los tejidos subyacentes.

Por otra parte, está demostrado que los brazos, junto con los muslos y caderas, son áreas genéticamente predispuestas al almacenamiento de tejido adiposo en las mujeres. Y el ejercicio localizado en estas zonas no hará que esa grasa se queme, porque antes el cuerpo elegirá otros recursos.

En ese caso hay sí o sí que recurrir a otros métodos.

¿Qué necesito? ¿Lipo o lifting de brazos?

Para resolver este problema, se han desarrollado principalmente la lipoaspiración, la laserlipólisis y el lifting.

- Lipoaspiración: consiste en la extracción de grasa mediante cánulas que se introducen bajo la piel. Es un procedimiento ambulatorio con anestesia local y requiere cuidados postoperatorios con faja durante un mes y medio.

- Laserlipólisis o lipoláser: la células adiposas se destruyen introduciendo una cánula con fibra óptica que transforma la grasa en una emulsión oleosa, que se reabsorbe luego por el cuerpo y se elimina en forma natural. El postoperatorio es similar a una lipoaspiración.

- Lifting de brazos: cuando el descolgamiento de la piel del brazo se debe a la flaccidez de los tejidos y no a la cantidad de grasa (debido a la edad o a la reducción abrupta de peso) se recurre a este procedimiento que se realiza con anestesia general, extirpando la piel mediante la incisión a lo largo de la cara interna del brazo.

Por lo tanto, si lo que se tiene es piel caída o poca elasticidad, no se aconseja la liposucción, que incluso empeorará las cosas, al quitar más grasa de la zona.

En ese caso, lo aconsejable es el lifting de brazos que moldea y disminuye el contorno del brazo.
Lifting de brazos, brazos lifting precios, brazos lifting sin cirugia, cicatriz brazos por lifting, precios liposuccion brazos, brazos operacion lifting, liposucción brazos buenos aires, brazos lifting buenos aires, cirugia plastica brazos, brazos cirugia paástica, flaccidez brazos

 

Belleza de brazos: lifting

Qué es el lifting de brazo o braquioplastía

En resumen, un lifting de brazos o braquioplastia es una intervención quirúrgica que remodela la parte superior del brazo, de la axila al codo.

En ella se apreta y alisa el tejido subyacente que le da la forma al brazo y se buscan bolsas de acumulación de lípidos en la región. 

Al reducir el exceso de piel y la grasa en la zona, se recupera el contorno del brazo, con un aspecto tonificado y acorde al resto del cuerpo.

Cómo es el procedimiento

El procedimiento consiste en una incisión en la cara interna del brazo superior, de dimensiones variables según el caso. De ser necesario, se realiza previamente una liposucción y luego se elimina la piel sobrante.

Se hace con anestesia total, dura una o dos horas, y la paciente queda internada durante un día.

Obviamente, es un procedimiento que se lleva a cabo en un hospital o sanatorio.

Para quién es aconsejable

Este procedimiento se aconseja para los adultos con una falta importante de rigor en la piel del brazo superior.

Deben ser personas que no tengan un sobrepeso significativo y que mantengan un peso relativamente estable.

Por supuesto, deben ser personas sanas, que puedan sobrellevar una operación y que no tengan problemas de cicatrización.

¿Y qué hay de las cicatrices?

Las cicatrices son un aspecto importante a tener en cuenta. Para reducirlas, se hace una incisión en la parte interna del brazo que, con los cuidados postoperatorios adecuados, puede ser muy sutil. Claro, eso depende de la respuesta del organismo del paciente: como se sabe hay gente que cicatriza mejor que otra.

El postoperatorio

Una vez que la paciente recibe el alta, se recomienda un semi-reposo para los días posteriores, limitando los movimientos y manteniendo los vendajes y las fajas.

Los puntos de sutura se retiran a las dos semanas, pero las fajas se siguen usando durante más tiempo.

Luego del mes, podrá reincorporarse a la vida normal.

El post operatorio, además de la protección del brazo con una faja durante un mes, incluye el cuidado muy atento a la cicatriz, que por ejemplo debe ser protegida del sol durante por lo menos seis meses. De esta forma, se logra reducir la visibilidad de la cicatriz, que sería uno de los puntos en contra que tiene la operación.

El médico puede recetarle medicamentos que ayuden a cicatrizar y además, deberá cuidar mucho esa zona para que no reciba sol, durante por lo menos seis meses.

El éxito y la seguridad de esta operación dependen mucho de cómo se establezca la relación con el médico y cuánto caso haga la paciente de lo que éste le indica.